Hitler con internet sería una mejor persona

Hipster Hitler

As an online discussion grows longer, the probability of a comparison involving Nazis or Hitler approaches 1.

Godwin’s law

El análisis de la obra de la psicóloga Sherry Turkle me hizo reflexionar y sentir aberrado. “Always-on/Always-on-you” habla de la necesidad de contacto para la formación del pensamiento/sentimiento. La propia validación externa establece el sentimiento. El desarrollo del “yo” se distorsiona hasta ser un “yo-dirigido-a-los-demás”. Sentimos en la medida que compartimos. El desarrollo de una percepción narcisista acerca de los demás. “In the role of self object, the other is experienced as part of the self“, dice la señora. O sea, somos putas digitales esencialmente narcisistas, susceptibles a la opinión pública, y con un autoconocimiento endeble y viciado por las presiones externas. De cierta forma coincido con esto, y me retiraré al ascetismo virtual por algún tiempo para reflexionar al respecto, pero antes quiero dejar claras un par de cosas.

Empiezo por decir que Sherry ciertamente toca algunos aspectos que como periodista encuentro apasionantes. Específicamente la parte del yo-dirigido-a-los-demás. Es decir, como si todos de una forma inconsciente practicaran la idea del personal branding. Como si todos, gracias a esta interacción virtual, adquirieran un mínimo de experiencia en mercadeo y relacionas públicas. La capitalización de la personalidad, las leyes del libre mercado dentro de la percepción que tenemos de nosotros mismos.

Sin embargo, esta teoría no toma en cuenta ciertas particularidades. No entiende, por ejemplo, que algunas personas tienen que pasar las mañanas de invierno varios meridianos a la derecha y varios paralelos arriba de su propio corazón. Que sólo vuelven a la tierra en que nacieron durante un par de meses cada año y que sólo allí tienen contacto con los personajes fundamentales de su vida. La teoría tampoco entiende que al salir hacia la universidad en la mañana me puedo tomar una foto en el elevador y mandársela a mi madre por WhatsApp para que ella la vea dentro de unas horas, al otro lado del atlántico cuando despierte. Ella era la que solía despertarme, “Mauri, mi amor… tienes que levantarte”. Pero al exiliarme cambié el dulce sonido de su voz por la odiosa alarma del iPhone. Mi madre me corresponde como puede por esa misma vía, mandándome fotos de su trabajo y recordándome que me alimente bien. Su cumpleaños fue hace unos días, lo recordé mientras en la reproducción aleatoria del iTunes escuchaba “Mother de John Lennon, entonces corrí a grabarle una nota de voz. En ese sentido, las diferencias horarias están a mi favor, en Venezuela siempre es más temprano, o lo que es igual: yo siempre estoy 6 horas en el futuro. En definitiva, esto de recluirse en un mundo pixelado no es precisamente un asunto de voluntad, es la única opción posible para algunos de nosotros. De no ser por esta emotividad digital, no sentiría nada en lo absoluto durante la mayoría de los días. Mi corazón, como dicen The Strokes, late en una jaula, pero es una jaula con Wi-Fi. Y ahí está lo más curioso: internet me humaniza. Sin él (o ella, ¿por qué el machismo?), en la vida real, en la universidad y en mi entorno portugués inmediato: soy un robot.

Siento que las redes sociales de cierta forma se aprovechan de una necesidad de expresión preexistente. Es decir, que si Facebook no existiera yo estaría siendo falso en cualquier otra parte. Y quizás sería peor: estaría siendo falso en la vida real. Para algunos, la conectividad permanente ayuda a escapar de la misantropía que sienten en la vida real. Intento con esto decir que si Hitler hubiera tenido internet el holocausto judío y la Segunda Guerra Mundial no habrían ocurrido. Adolf y su bigote probablemente estaría esparciendo su antisemitismo en un foro, o quejándose de la actualidad mundial desde su cuenta de twitter en la que lo siguen 8 followers.

-Mauricio Andrés Gomes Porras.


Calendário

Maio 2012
M T W T F S S
« Abr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Estatística

  • 526,607 hits

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Junte-se a 1.226 outros seguidores


%d bloggers like this: